ecommerce

Cómo influye el comercio electrónico en el diseño de packaging

El comercio electrónico es una industria en pleno auge en la actualidad. Para el 2012, el e-commerce (como se lo denomina en inglés) a nivel mundial superó por primera vez el billón de dólares (1 millón de millones) de volumen de negocios, según la empresa eMarketer. Y para el 2014, la misma empresa estima que la región de Asia-Pacifico será el principal mercado de comercio electrónico en el mundo, con 501.68 billones de dólares de facturación.

Debido a estas cifras, el packaging adaptado al comercio electrónico puede ser un factor determinante al comprar. ¿Por qué? Porque a diferencia de las tiendas físicas, donde hay una relación más cercana entre el comprador y el producto,  las tiendas virtuales deben poner todo su esfuerzo en el atractivo de un packaging intangible, donde la única opción que tiene el comprador es verlo.

El embalaje de un producto habla mucho de la marca que representa, y por lo mismo, cuando las cuestiones de distancia son irremediables –en el caso del comercio electrónico-, su atractivo y diseño marcan una gran diferencia. Sin importar cuán bueno es el producto, si no tiene una imagen externa que refleje confianza y seguridad, el producto no se venderá.

En palabras del publicista español Luis Bassat: “Es tan importante el producto en sí como el envase, ya que el producto es una suma del contenido y de su exterior. Es muy difícil saber cuál de los dos factores vende más”.

El valor de marca se refleja en el empaque

Sabiendo que el único contacto “físico” entre el producto y el consumidor online es el empaque, es preciso destacar otras funciones de su diseño.

A más de hacer que el producto se vea bien, el empaque también contribuye a la identificación y promoción de nuestra marca. Recordemos que no solo estamos vendiendo un producto o servicio por Internet, sino que también vendemos nuestra posición en el mercado a través de la marca.

Por eso es importante que el diseño del packaging refleje el valor de nuestra marca y su identidad corporativa. Y para esto no solo basta con la colocación del logotipo de la empresa, sino que es indispensable un buen manejo de los conceptos de diseño de envases que permita que estos atraigan, enamoren y convenzan al consumidor online. El diseño también debe ser provocador, seguro (proteger al producto de los movimientos bruscos durante su transporte) e informar a nuestros clientes sobre las características del producto que piensa comprar.

De esta manera, el cliente nos recordará en su próxima compra en la web.

(Visited 428 times, 1 visits today)
 

Suscríbete a nuestro newsletter