El ‘brand equity’ de Whatsapp al ritmo de sus más de 600 millones de usuarios

Si Facebook apuntaba a conservar su prestigio social, entonces la compra de Whatsapp es una movida muy acertada para potenciar su ‘brand equity’.

En febrero se anunció la operación, pero fue hasta octubre cuando el gigante de las redes sociales, Facebook, cerró el acuerdo: había comprado al tan codiciado servicio de mensajería WhatsApp por un precio final de $ 21.800 millones. La suma es nada menos que casi $ 3.000 millones más de lo anunciado meses antes. ¿Qué cambió y por qué vale tanto un app?

Primero el marketing: WhatsApp representa una base de datos de más de 600 millones de usuarios, y que sigue creciendo en países emergentes de Asia y Sudamérica, incluyendo Ecuador. “Es un negocio bien hecho y un verdadero rival para Facebook”, dijo Tobia Kollman, experto en negocios por internet de la Universidad Duisburg-Essen a la cadena pública alemana Deutsche Welle.

tob-magazine-revista-whatsapp-brand-equity-pringle-branding-packaging-guayaquil-quito-ecuador
Campus Pringles es una de las campañas de esta marca en la que implementaron parte de la estrategia en Whatsapp.

Para las marcas, la aplicación representa un canal de comunicación directa con el cliente. Por ejemplo, Pringles creó un concurso en España llamado «Campus Pringles», en el que los participantes (que se trataban de estudiantes de universidad) debían mandar emoticones creativos a través de WhatsApp.

La App no solo sirve para invitar al ‘Call to action’ a la audiencia, sino también como centro de servicio al cliente. Es ideal para responder requerimientos, quejas o recibir sugerencias.

Hay más números que hacen atractivo al servicio, creado en 2009 por Jan Koum y Brian Acton, y se trata de su utilidad: el 70% de los usuarios está activo cada día y suben diariamente 600 millones de fotos y 100 millones de videos. Este material, para el universo de la Internet, representa una potencial audiencia segmentada, es decir, usuarios de los que Facebook, como marca, podrá conocer qué les gusta y qué comparten. Recordemos que la euforia de usar la red social ha disminuido, no así el uso de compartir una foto en WhatsApp.

Todas estas ansias de compartir nos llevan a otro factor: el engagement. Sin duda, la empresa de Mark Zuckerberg va a ganar nuevos usuarios apasionados y comprometidos. “WhatsApp es la única aplicación que hemos visto que tiene un engagement más alto que el propio Facebook”, admitió el genio de la red social tras anunciar la compra en febrero pasado.

Al igual que un segundo gran componente: el valor de las acciones que se sitúa en $ 42 por usuario mensual activo. La aplicación, con apenas 52 empleados, aumentó un 42% en la bolsa desde enero, y Facebook pagó más de la mitad del monto por la adquisición en acciones.

Acertada o no, la movida de Zuckerberg se medirá con el tiempo, y claro con el aumento de usuarios más fieles y atados a una aplicación que retiene datos tan valiosos como el número de teléfono y el país donde vives.

(Visited 133 times, 1 visits today)
 

Suscríbete a nuestro newsletter