El retailing es una parte importante de la economía; se lo considera un indicador de lo bien que van las cosas interiormente. También es un elemento importante en el ciclo de mercado. Por lo que es importante analizar los principales factores que afectan al comercio minorista, como se presenta en el siguiente diagrama, se pueden agrupar en tres grandes categorías que crean una tríada que da lugar a factores relacionados con la tecnología.

CONSUMIDORES

Los consumidores son el elemento de cambio más importante ya que todas las innovaciones giran en torno a ellos. Son el elemento de cambio, así como los afectados por él.

Para obtener información sobre el cambio en los factores relacionados con el consumo y, lo más importante, para predecir los cambios futuros es necesario mantener monitoreadas las tendencias.

Los tres grupos más importantes de tendencias son: las tendencias demográficas, las tendencias socio-económicas y las tendencias de estilo de vida.

Las tendencias demográficas están formadas por los cambios en las características físicas de la población. Por ejemplo, en muchos países desarrollados del mundo el envejecimiento de la población es un cambio importante que está afectando a todo el panorama económico y por consiguiente afectando el comercio minorista también. El siguiente grupo de tendencias en este sentido son las tendencias socio-económicas. En los EE.UU. y el Reino Unido en tiempos de bonanza económica los consumidores estaban gastando menos en tiendas y mucho más en salud, seguros, vivienda y servicios públicos. Por lo que en una situación económica depresiva la tendencia ha cambiando de nuevo a la venta minorista y menos gasto en los artículos antes mencionados.

El tercer grupo importantes de tendencias lo conforman los estilos de vida. Aunque las tendencias demográficas y socio-económicas son los factores que dan forma a los estilos de vida, una vez establecidos estos estilos de vida son un aspecto vital a considerar al momento de hacer ajustes en el comercio retail. Actualmente se están produciendo cambios marcados en periodos de tiempo relativamente cortos, por lo que esta es materia de estudio para los minoristas, que se ven obligados a estar a la vanguardia en todos los aspectos.

GOBIERNO

El segundo grupo de factores son los relacionados con el gobierno. Estos incluyen principalmente las políticas y regulaciones gubernamentales. No sólo nos referimos a nivel local y nacional, sino también a nivel regional. La situación política mundial y las políticas regionales tanto como las relaciones comerciales entre países y regiones tienen un efecto pronunciado sobre las empresas, y los minoristas no son una excepción a esto.

MINORISTAS

El tercer grupo de factores se refiere a los propios minoristas. Los puntos más importantes en este sentido son la innovación, la adaptabilidad y la presión de la competencia. Esta tríada da lugar a la tecnología que es una consecuencia directa de la interacción de estos factores alrededor de venta al por menor. Estudiar y gestionar el cambio de la venta al por menor en el contexto de estos factores tiene que ser tomado como una decisión estratégica vital para el negocio.

Las empresas minoristas que tienen una mayor capacidad para analizar las tendencias, desarrollar predicciones y formular estrategias mediante la constante supervisión de estos factores de cambio aumentan sus posibilidades éxito. Todas las grandes cadenas minoristas desarrollan sus estrategias mediante el análisis de estos factores de cambio.